domingo, 14 de marzo de 2010

GARRAS

DSCN4396

Se me aleja. Me deja con mi locura. Mía. Incompartible. Sólo tolerable. Que me asusta, me ensordece. Y me causa una cierta depresión. No soy parte acaso? No se entiende? Necesito colaboración. Secuaces tal vez... Mi insistencia en desmembrar humanos para ver si se reconocen, por momentos no tiene límites. Está tan claro que un átomo es evidencia del todo… ignorantes amorfos. Cuándo se reconocerá la verdad? Ya casi nada es rescatable. Sólo ese claror tenue entre los escombros. Ya casi no hay papiros ni malvones. Es preciso crear un nuevo entorno sostenedor, indispensable, incorrecto, onírico, válido. Restauraciones confusas de algo familiar. Familiar? Sólo reconozco algo felino en lo familar. Bigotes, párpados contrarios, piel de terciopelo, oído agudo, garras. Y el deseo profundo de no escuchar más los sollozos de las almas perdidas. Que quede sólo el ver para atestiguar la metamorfosis, con membranas incipientes que nos salven del derrumbe, que revoloteen cada escombro como si fuera el resplandor tan buscado, tan olvidado… Dónde empiezan los colores? Ésos que el ojo descifra? Ese gen no ha muerto aún. Tal vez rescatando la forma podrán mostrarnos el sentido… los sentidos de los rojos, o los verdes, o los índigos. Seguramente empezaremos a ser realmente humanos cuando luzcamos en escala de grises.

Cla9
2/3/10

2 comentarios:

  1. Espero que sigas con esa locura "tuya" "incompartible" pues nos llena a todos nosotros de colores verdes, indigos, rojos, etc. Creo que tus colores empiezan en el lado activo del infinito. Gracias Claudine!

    ResponderEliminar
  2. ay pero qué lindas cosas dices amiguitaa... GRACIAS A VOSSSSSSSSS!!!!!!!!

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...