miércoles, 6 de julio de 2011

RECICLAJE

DSCN5265
.
(Resaca.
Resaca torpe y gris como el domingo perdido.
Perdido de las ganas y de los vívidos verdes.
Verdes inguinales, crueles hasta en la oscuridad.
Oscuridad imprescindible para soportar…)
.
No voy a negarte que lo disfruté. Mi lado perverso estaba al tope. Ver masas amorfas que en algún momento fueron gente, estrellándose entre sí y perdiéndose en hoyos más que negros, parecía una recreación increíble de mi mente maltrecha y ávida de destrucción.
Salí del tren en la estación de siempre, buscando gatos que mirar. Algún deleite peludo y plástico, que justificara el sol en mi coronilla quemándome las ganas de seguir. Necesitaba algo que me conecte, que me ilumine, que calle mi mente hasta pensar mejor.
Caminé pesado, ignorando todo mi entorno, sabiéndome arte y parte del asunto.
Ya fue. Lo hecho, hecho está. La máquina del tiempo no funciona por estos lares y yo estoy hasta las manos con esta suciedad. Se pega hasta en los huesos y se expande como virus nuevo.
Ni idea cómo, supe instantáneamente que el héroe tan ansiado por todos es el que recorta sus debilidades, el que avanza a través de sus torpezas. El que logra esculpir un brillante escudo que protege de las agresiones, opiniones, malas energías y deshonras, vecinas y propias, sin limitar su accionar.
Resultó tan opiáceo ese rescate matinal hasta el punto de regalarme una lucidez cristalina que abrió mi consciencia a trescientos sesenta grados. Amagué una vuelta al tren sucio y ruidoso, desafiando lo imposible tan absurdamente como mi habitual ignorancia pretendía. Pero no pude. Necesitaba ser lavado luego de estar sucio; purificado luego del horror; regurgitado. Recompuesto. Reciclado. Ése era el mayor valor. Ése era el estrato que muy pocos alcanzaban, dada su escasa credibilidad en este mundo. Qué maravilla…
Mientras veía al tren irse perdiéndose en la niebla de cenizas sentí el puntazo en la nuca, y una pesadez viscosa y caliente me derribó sin dolor. El alivio fue inmediato. Ya fue. Lo hecho, hecho está. Sólo queda ver cómo vuelvo para arreglar el desastre desde energía cero. Aunque todo parece encajar en su lugar… Qué raro es todo esto... (No voy a negarte que lo he disfrutado…).
.
En las profundas complejidades de esta existencia
fluyen energías que la justifican.
.
Foto-0052
Cla9
23.6.11
 
octavo circulo

2 comentarios:

  1. que linda imagen al final. te invito a visitarme. http://christianyamao.blogspot.com/ un saludo

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...